¿Faja después del embarazo? Esto opina Sascha Fitness

El uso de faja es una recomendación muy difundida para mujeres que acaban de dar a luz, pues, de acuerdo con la sabiduría popular, las ayuda a recuperar la figura que tenían antes del embarazo.

Al respecto, la reconocida influencer en fitness y nutrición Sascha Barboza, quien además es mamá de dos niñas, publicó su opinión en su cuenta de Instagram.

Cuenta que ella jamás usó faja durante su posparto y agrega:

“Si bien la faja te ayuda a sentirte recogida, aisla de cierta forma la pared abdominal, al sentir que tienes algo que te sostiene tú no trabajas en contraer el músculo”.

Y es que si bien el uso de faja otorga una sensación de seguridad, también hace que los músculos del abdomen dejen de ejercitarse y tarden más tiempo en recuperar una movilidad fluida.

“Una faja hubiese hecho todo más sencillo a la hora de vestirme, de sentirme cómoda. Pero preferí irme por el camino incómodo pero más efectivo a largo plazo. No usarla me obligó a estar siempre consciente de mi abdomen, meterlo es decir contraerlo y esto va a trabajando el músculo”, aseguró Sascha a sus seguidores.

También agregó: “no me gusta afirmar que tengo la verdad absoluta, hay quienes juran que la faja les ayudó a reducir cintura, no me atrevo a afirmar contundentemente que no sirven para eso, pero para aplanar abdomen, para fortalecer la pared abdominal lo que funciona es el ejercicio, la buena alimentación y la paciencia”.

Descubre también: Consejos prácticos para una alimentación saludable

Sin embargo, la influencer venezolana añade que en el caso de mujeres que hayan tenido un parto por cesárea, lo mejor es seguir la recomendación de los doctores.

Y es que en este sentido (uso de fajas tras cesárea) también hay opiniones muy divididas. Algunos médicos recomiendan usarla para favorecer la cicatrización y la reducción de la inflamación, pero otros desaconsejan su uso hasta que no haya sanado la incisión.

Lo cierto es que hasta la fecha no existen investigaciones ni estudios científicos que demuestren la efectividad de las fajas en el proceso de recuperar la figura después de embarazo.

Descubre también: Lactancia materna: datos curiosos que debes saber

View this post on Instagram

No use faja apenas tuve la bebé, no la utilice en mi posparto. Les explico porque. Si bien la faja te ayuda a sentirte recogida, aisla de cierta forma la pared abdominal, al sentir que tienes algo que te sostiene tú no trabajas en contraer el músculo. No digo que haya sido fácil, porque una faja hubiese hecho todo más sencillo a la hora de vestirme, de sentirme cómoda. Pero preferí irme por el camino incómodo pero Más efectivo a largo plazo. No usarla me obligó a estar siempre consciente de mi abdomen, meterlo es decir contraerlo y esto va a trabajando el músculo. El cuerpo tiene su proceso, tomará un tiempo en volver, tienes que darle chanza de los órganos de volver y de que todo llegue a su sitio. Luego tienes que darle Chance a tu cuerpo de que poco a poco vaya perdiendo esos kilos y que la piel Vaya volviendo a la normalidad, hay casos de casos (ejp; diástasis abdominal severa) donde quizá haya que tomar otras medidas, es importante que consultes con tu doctor si sospechas que tienes diástasis abdominal. Pero ustedes saben que a mí no me gusta afirmar que tengo la verdad absoluta, hay quienes juran que la faja les ayudó a reducir cintura ,no me atrevo a afirmar contundentemente que no sirven para eso, pero para aplanar abdomen, para fortalecer la pared abdominal lo que funciona es el ejercicio, la buena alimentación y la paciencia. * yo tuve un parto natural, si tuviste cesárea y tu doctor te recomendó que en un inicio utilices la faja sigue sus instrucciones.

A post shared by Sascha Barboza (@saschafitness) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *