¿Cómo elegir el mejor aceite de oliva?

El aceite de oliva tiene una composición nutricional única y es indudablemente una de las mejores fuentes de grasas que podemos incluir en nuestra alimentación.

Es rico en grasas monoinsaturadas como el ácido oleico, reconocido por su capacidad para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

También tiene un alto contenido de antioxidantes, sustancias que ayudan a tu cuerpo a combatir el efecto de los radicales libres y combatir el envejecimiento prematuro.

A diferencia de otros aceites vegetales, el aceite de oliva tiene un bajo contenido de ácidos grasos omega 6, los cuales (cuando se ingieren en exceso y en marcado desequilibrio con los omega 3) pueden resultar pro-inflamatorios y aumentar el riesgo de diferentes enfermedades.

Es, en conclusión, una de las mejores opciones para tener en tu cocina y aquí te dejamos algunos tips para elegir el mejor (entre las miles de marcas que encuentras en los supermercados).

Tips para elegir el aceite de oliva

  • El aceite de oliva virgen extra es el más natural ya que no ha pasado por ningún tipo de procesamiento. Ideal para usar en crudo y aprovechar todo su aporte nutricional
  • Revisa bien la etiqueta porque en la actualidad hay muchas marcas que mezclan el aceite de oliva con otros aceites vegetales poco saludables.
  • De ser posible verifica que su país de origen sea España, pues los aceites de oliva provenientes de este país son considerados los de mayor calidad.
  • Prefiere un aceite de oliva que venga en botella de cristal oscuro. Así estará más protegido de la exposición a la luz y tendrá una mayor garantía de calidad.
  • En la actualidad muy pocos fabricantes añaden el grado de acidez en los aceites de oliva, sin embargo si lo tiene procura que no sea mayor de 0,8° en aceites de oliva virgen extra.

Descubre también: ¿El aceite de coco ayuda a adelgazar?

¿Se puede cocinar con aceite de oliva?

Por muchos años se ha extendido la creencia de que el aceite de oliva solo es bueno cuando se come en crudo, pues se piensa que al calentarse se vuelve tóxico y pierde sus propiedades.

Sin embargo, diferentes estudios científicos han demostrado que el aceite de oliva no solo es resistente a las condiciones de fritura, sino que también es muy superior a aceites vegetales como el de maiz, el de soya o el de girasol.

Además, se ha comprobado que el aceite de oliva produce menos compuestos tóxicos al freirse y su degradación es más lenta, lo que puede deberse a su alto contenido de antioxidantes.

Referencias

  1. Estabilidad del aceite de oliva en condiciones de fritura.
  2. Demuestran que los antioxidantes del aceite de oliva virgen extra conservan sus propiedades beneficiosas al ser usado en frituras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *