¿Cómo afecta el exceso de sal tu salud?

Aunque la sal es uno de los condimentos más populares en la rutina de alimentación diaria de las familias alrededor del mundo, muchos desconocen los efectos negativos que puede generar su ingesta elevada.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, advierte que el consumo excesivo de sodio puede contribuir a la hipertensión arterial, al tiempo que aumenta el riesgo de cardiopatía y accidentes cerebrovasculares.

La ingesta de sal diaria no solo depende de la cantidad que se añade comúnmente a los alimentos durante la cocción, sino que también proviene en gran parte de productos procesados como el tocino, el jamón, los quesos, entre otros.

Descubre también: Consejos prácticos para una alimentación saludable

Evidencias científicas

Un estudio científico publicado en la revista Nature Neuroscience y realizado por científicos de la Universidad Weill Cornell en Nueva York reveló que el consumo alto de sal puede derivar en deterioro cognitivo y disminución del desarrollo cerebral.

La conclusión partió de una investigación realizada mediante pruebas con ratones, en la cual los roedores alimentados con altos contenidos de sal evidenciaron supresión del flujo sanguíneo cerebral en reposo y de la función endotelial.

Por otro lado, una científica de la Universidad de Harvard llamada Nancy Cook estudió por 15 años los efectos de la sal sobre la salud en pacientes adultos con hipertensión. La conclusión a la que llegó fue que la disminución en la ingesta de sal reduce en un 25% el riesgo de ataques al corazón.

Un estudio más, publicado en la revista Nature y liderado por investigadores de la Universidad de Yale, afirmó que una concentración elevada de sal en el organismo propicia la generación de células relacionadas con enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple. La evidencia parte de un experimento con roedores.

Un camino por recorrer

Según la OMS bastaría con reducir el consumo de sal a menos de 5 gramos por día en adultos para lograr disminuir significativamente “la tensión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio”.

Sin embargo la mayoría de las personas consumen entre 9 a 12 gramos por día, dos veces la ingesta máxima recomendada.

“Se estima que cada año se podría evitar 2,5 millones de defunciones si el consumo de sal a nivel mundial se redujera al nivel recomendado” asegura la OMS.

Descubre también: Mitos y verdades sobre la Coca-Cola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *