Los increíbles beneficios del té matcha

té matcha

El té matcha es una bebida milenaria proveniente del Lejano Oriente que ha ganado gran popularidad en los últimos años debido a sus increíbles propiedades e innumerables beneficios.

A menudo se le tilda como una versión mejorada del té verde y en muchos países es considerado “el nuevo café” ya que contiene aproximadamente tres veces más cafeína que un té convencional.

Este té, que se comercializa en polvo, proviene directamente de la hoja del té verde, la cual pasa por un proceso especial de cultivo, recolección y secado.

Se dice que un vaso de té matcha equivale a 10 vasos de té verde, en lo que tiene que ver con su cantidad de antioxidantes y sus valores nutricionales.

Descubre también:  Leche dorada: elixir cargado de beneficios para tu salud

¿Cuáles son los beneficios del té mactha?

  • Mejora el estado de alerta: este té era consumido por los monjes zen para permanecer alertas durante las largas jornadas de meditación. 
  • Te recarga de energía: debido a su alta dosis de cafeína, el té matcha te dará un subidón de energía. Lo puedes tomar antes de entrenar.
  • Acelera el metabolismo: el té verde matcha tiene propiedades termogénicas por lo que es capaz de elevar la temperatura corporal e incrementar (levemente) la oxidación de grasa.
  • Fortalece el sistema inmune: este té tiene un alto contenido de antioxidantes, los cuales son claves para fortalecer el sistema inmune y combatir el efecto de los radicales libres.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo: la clorofila presente en el té matcha ayuda a eliminar las toxinas de tu cuerpo.

¿Cómo tomarlo?

Se recomienda el consumo del té mactha sobretodo en aquellos momentos del día en que necesitas una recarga de energía o un extra de claridad mental. Preferiblemente no lo consumas de noche, pues su contenido de cafeína puede alterar tu sueño.

Tiempo necesario: 3 minutos.

  1. Calienta una taza de agua (no es necesario hervirla).

  2. Agrega una cucharadita de té matcha en polvo.

  3. Mezcla y disfruta.

En lugar de agua, también puedes usar una leche vegetal (como la de almendras o coco). Esto le dará un sabor más suave y una textura más cremosa.

Además, también puedes agregar este té a tus batidos o recetas de pastelería. ¡Les da un toque especial y muy saludable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *