¿Cómo hacer caldo de huesos y cuáles son sus propiedades?

cómo hacer caldo de huesos

El caldo de huesos es un alimento que se obtiene a partir de la cocción lenta de los huesos y el tejido conectivo de animales como el cerdo, el pavo, el pollo, el pescado o la vaca.

En los últimos años el caldo de huesos ha adquirido gran popularidad, especialmente gracias a las recomendaciones de referentes de la salud y la medicina como Chris Kresser, Mark Hyman, Josh Axe o Louise Hay.

Dentro de los beneficios que han sido atribuidos al caldo de huesos, se destaca por su puesto su alto contenido de proteínas y minerales como el colágeno, la gelatina, el calcio, el magnesio, el potasio y el fósforo, entre muchos otros (por supuesto la cantidad varía de acuerdo con el tipo de ingredientes utilizados).

Gracias al aporte de todos estos nutrientes, el caldo de huesos parece tener efectos positivos sobre el sistema digestivo, la salud de las articulaciones, la función cerebral, la función inmune y en la reducción de la inflamación.

Sin embargo es importante aclarar que todos los beneficios atribuidos a este alimento se derivan de la composición nutricional de sus ingredientes, pues no existe evidencia científica fuerte sobre el caldo de huesos en sí mismo.

Receta de Caldo de Huesos

Ingredientes

  • 2 kilos de huesos del animal de su preferencia
  • 4 litros de agua
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (maximiza la extracción de los nutrientes)
  • Sal y pimienta
  • Vegetales, hierbas o especias de tu preferencia (esto es opcional, pero mejorarán notablemente el sabor del caldo).

Preparación

  1. Hervir todos los ingredientes en una olla de cocción lenta
  2. Una vez el agua haya hervido, reducir a fuego lento y dejar cocinar por entre 12 y 24 horas.
  3. Retirar del fuego y dejar que se enfríe.
  4. Colar y desechar los sólidos
  5. Beber inmediatamente o almacenar

Descubre también: 5 cosas que debes saber antes de hacer ayuno intermitente