Paperas: causas, síntomas y tratamiento

La parotiditis, más conocida como paperas, es una infección viral contagiosa que afecta las glándulas encargadas de producir saliva.

Estas glándulas se ubican en la parte inferior de las orejas, y cuando aparece esta infección, se inflaman y generan molestia y dolor.

Aunque generalmente las paperas no representan mayores riesgos para la salud, de no tratarse adecuadamente pueden generar complicaciones en diferentes órganos del cuerpo.

Descubre también: Orzuelo: ¿qué es y cómo prevenirlo?

Causas

Esta infección, al ser de carácter viral, se propaga a través de la saliva de la persona portadora. También se puede contagiar al inhalar las diferentes partículas expulsadas con la tos o el estornudo.

Si no existe un lavado adecuado de los diferentes utensilios de cocina, también a través de estos se puede contraer esta contaminación.

Síntomas de las paperas

Los signos pueden variar e incluso muchas personas no manifiestan ningún síntoma.

Sin embargo, cuando estos aparecen son muy notorios entre los siete y 10 días de contraer la infección.

Dentro de ellos se encuentran:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Inflamación en las glándulas salivales 
  • Dolor e hinchazón en los costados de la cara
  • Dolor al masticar o al ingerir alimentos
  • Dolor muscular
  • Debilidad y fatiga
  • Disminución del apetito

Descubre también: Seis síntomas corporales que te invitan a cambiar hábitos

Tratamiento

No existe un tratamiento para combatir esta infección una vez aparece. Normalmente las personas se recuperan al cabo de dos semanas con descanso y aislamiento.

Algunas medidas que puedes tomar para aliviar los síntomas son:

  • Compresas con agua tibia
  • Descanso total
  • Analgésicos para aliviar el dolor
  • Evita alimentos que te impliquen masticar mucho
  • Toma abundante agua
  • Realiza gárgaras con agua tibia

Además debes tener en cuenta que existe la vacuna conocida como la triple viral: paperas, sarampión y rubéola, que ayuda a prevenir estas enfermedades y se pueden aplicar desde los dos años de edad.

Sin embargo una vez te has recuperado de las paperas, se considera que eres inmune a volver a contraer esta infección.

Descubre también: Hashimoto, la enfermedad que deriva en hipotiroidismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *