Mitos y verdades sobre la Coca-Cola

La Coca-Cola es uno de los productos más populares del mundo con cifras de consumo que superan los 8.000 refrescos por segundo. Sin embargo también es uno de las marcas alrededor de la cual se han propagado mayores rumores que van desde su incidencia negativa en la salud hasta sus propiedades milagrosas.

Muchos de estos rumores o mitos no tienen ningún fundamento científico, pero algunos de ellos sí han sido materia de diversos estudios y análisis que han arrojado resultados reveladores sobre las cualidades nocivas de esta bebida gaseosa.

Descubre también: Consejos prácticos para una alimentación saludable

Lo que es verdad

  • Perjudicial para la dentadura: Su alto contenido de azúcar, cafeína y sobre todo su acidez, provoca que la Coca-Cola influya notablemente en la descalcificación de los dientes, la pérdida del esmalte dental y la aparición de caries. Estos son los resultados de un estudio realizado por el Laboratorio Analab Chile.
  • Provoca arritmia: Investigadores italianos del Centro Hospitalario Princesa Gracia de Mónaco afirman que el consumo abusivo de Coca-Cola acarrea un exceso de agua en los intestinos. Esto provoca diarrea y pérdida de potasio, el cual es clave en la regulación de la contracción del corazón. De esta forma la bebida conduce a una anormalidad en el ritmo cardíaco, sobre todo en las personas con cardiopatía.
    La alta concentración de cafeína que tiene esta bebida también aumenta la producción de orina y disminuye la reabsorción de potasio.
  • Aumento de peso: Una lata de 330 mililitros de Coca-Cola contiene aproximadamente 39 gramos de azúcar, lo que equivale a 10 cucharadas. Adicional a esto, la misma lata tiene cerca de 150 calorías.
  • Aumenta las probabilidades de padecer Diabetes 2: Un estudio desarrollado en Universidad de Cambridge encontró que al dejar de tomar un refresco azucarado al día de 335 mililitros con 39 gramos de azúcar por botella, se contribuye a reducir el riesgo de desarrollar diabetes en un 25%.

Descubre también: Consejos prácticos para prevenir la diabetes

Lo que es mentira

  • Cocaína dentro de sus ingredientes: Aunque se dice que en sus inicios la Coca-Cola tenía cierto porcentaje de cocaína dentro de su composición cuando aún no era considerada una droga ilegal, no existen evidencias de que esto haya sido real.
    Hay fuentes que afirman que en la actualidad la Coca-Cola usa extracto de hoja de coca, pero de esto tampoco hay pruebas concretas.
  • Remueve oxido: Debido a la presencia de ácido fosfórico dentro de sus componentes, se ha extendido la creencia de que la coca cola sirve como anti corrosivo para quitar manchas en superficies afectadas por el óxido. Sin embargo los niveles de ácido que contiene esta bebida no son suficientes para lograr un efecto determinante en este aspecto.
    De hecho diversos experimentos han comprobado que el limón y el vinagre son mucho más efectivos en la eliminación del óxido.
  • Es adictiva: Si bien es cierto que la Coca-Cola contiene algunos elementos que funcionan como estimulantes como la cafeína, el azúcar y la nuez de cola; no existen evidencias de que esta bebida genere más adicción o dependencia que un caramelo o una taza de café.

En resumen, el consumo excesivo de la Coca-Cola puede implicar riesgos para la salud en diferentes grados de complejidad, desde una subida de peso hasta incidencias más graves como la diabetes y los problemas cardíacos.

Aunque los representantes de The Coca-Cola Company y diferentes partidarios de esta bebida han sacado a relucir algunos beneficios de su consumo para contrarrestar la propaganda negativa, no existe ninguna ventaja comprobada que realmente compense el impacto dañino que ejerce en el organismo.

Descubre también: Carbohidratos: consecuencias de su eliminación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *